Reforestando bosques comestibles: desde un proyecto comunitario hacia la recuperación del bosque amazónico en zonas prioritarias

Reforestando bosques comestibles: desde un proyecto comunitario hacia la recuperación del bosque amazónico en zonas prioritarias

Escrito por Lucia Villaruel

Ecuador, 2 de julio 2024.- Como es sabido, los bosques amazónicos son esenciales para la estabilidad del clima global, por ser  reservorios de carbono, y reguladores de los patrones del clima a nivel regional y global, dado el rol e influencia de los “ríos voladores” en la atmósfera, que influyen en las lluvias de la región. Además, la  selva amazónica, que abarca el tercio oriental de Ecuador y se extiende por nueve países sudamericanos, alberga una biodiversidad única, que incluye el 20% de la diversidad de aves del mundo y especies emblemáticas como pumas, monos aulladores, osos de anteojos y jaguares.

A pesar de su enorme valor, la estabilidad de la Amazonía se encuentra amenazada: la agricultura intensiva, la ganadería, la minería ilegal o a gran escala, la ampliación de la frontera petrolera y la construcción de infraestructuras han puesto en riesgo las características esenciales y constitutivas del ecosistemas, que además han permitido que pueblos y nacionalidades puedan vivir en armonía y tranquilidad. En ese contexto, la preservación y restauración del bioma debe convertirse en una prioridad global, y como tal, es un eje prioritario de las acciones a nivel territorial que se desarrollan en la Alianza de las Cuencas Sagradas.

Un proyecto soñado entre cooperantes y líderes amazónicos

Reforest’Action es una organización de Francia cuya misión es regenerar ecosistemas terrestres a gran escala para hacer frente a los retos mundiales utilizando la experiencia sobre el terreno, las comunidades locales, la ciencia y la tecnología.

Este proyecto, tiene como objetivo plantar al menos 167.000 árboles y plantas no maderables autóctonas que beneficien directamente a los huertos alimentarios de las familias y comunidades amazónicas, llamados chakras, además de proporcionar alternativas económicas a las industrias extractivas.Hasta el momento, los trabajos de reforestación se han llevado a cabo con la ayuda de las comunidades locales y con el apoyo técnico y la supervisión de la Alianza Cuencas Sagradas y  Fundación Pachamama.

En 2021, tras una reunión entre con cooperantes y representantes amazónicos de la Alianza de las Cuencas Sagradas durante la COP26, se solicitó el envío de una delegación de la Alianza para la Bioeconomía Circular (CBA) a Ecuador. Esta delegación exploró posibles vías de colaboración en proyectos de restauración de ecosistemas forestales. El 7 de marzo de 2022, en la ciudad de Puyo, la CONFENIAE y COICA organizaron un encuentro con equipos de Reforest’Action, CBA, la Alianza de Cuencas Sagradas y la Fundación Pachamama. El propósito era asistir a Reforest’Action en el despliegue de proyectos de restauración y agroforestería en el marco de la Alianza de Cuencas Sagradas, que es una respuesta de las nacionalidades y pueblos indígenas basada en principios de cooperación y armonía para proteger permanentemente la vida, la biodiversidad y los territorios en la Amazonía.

El Gobierno Provincial de Pastaza aprobó la producción de 100.000 plantas forestales, frutales, útiles y medicinales. Se está trabajando en más convenios gubernamentales para avanzar en la producción de plantas de vainilla, plantas forestales, frutales y huertos clonales para las chacras comunitarias. Se han firmado alrededor de 250 convenios con beneficiarios de 51 comunidades, pertenecientes a 8 nacionalidades indígenas de las provincias de Pastaza y Morona Santiago. Alrededor de 228 viveros comunitarios han contribuido a la generación de plantas para el proyecto.

En esta fase del proyecto se han plantado y verificado un total de 158.293 plantas y árboles de 103 especies amazónicas diferentes, cubriendo aproximadamente 770 hectáreas. De ellas, 135.284 fueron proporcionadas por el proyecto y 23.009 se produjeron en viveros comunitarios. Alrededor del 20% de las especies que se han reforestado en el proyecto están en peligro de extinción o en estado de vulnerabilidad, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. De este modo, el proyecto también contribuye de forma significativa a la restauración del medio natural como estrategia para la recuperación de la biodiversidad y a las acciones para reforzar la resiliencia de los ecosistemas y los sistemas productivos tradicionales de la Amazonia.

Estos árboles están siendo plantados en bosques secundarios degradados, pastizales y chacras. Están regenerando el ecosistema, convirtiendo áreas degradadas en bosques y fortaleciendo la seguridad alimentaria de las familias.

La próxima fase del proyecto

El proyecto finaliza a finales de junio de 2024 y, junto con los actuales y nuevos aliados, esperamos mantener estas acciones como una política permanente. A partir del análisis sistemático de los nutrientes del suelo en las áreas a reforestar, se están desarrollando fertilizantes naturales especializados, como los bioles, para mejorar la producción en la zona. El proyecto «Reforestando Bosques Comestibles» representa una oportunidad única para activar soluciones locales y luchar contra la deforestación de la Amazonía. Con resultados tangibles y un compromiso continuo con las comunidades, este proyecto ofrece una visión esperanzadora de generación de alternativas económicas y transición socio ecológica para la amazonia y sus comunidades. 

Fotografías: Lorena Mendoza para la Alianza Cuencas Sagradas Amazónicas