5 Relatores de las Naciones Unidas instan al gobierno de Dina Boluarte brindar garantías a Olivia Bisa, frente a las amenazas que enfrenta en su labor de defensa del territorio Chapra

Además le solicitan al Estado peruano responder sobre el reconocimiento del pueblo Chapra como Nación Indígena

5 Relatores de las Naciones Unidas instan al gobierno de Dina Boluarte brindar garantías a Olivia Bisa, frente a las amenazas que enfrenta en su labor de defensa del territorio Chapra

Escrito por Lorena Mendoza / Editado por Guisela Loayza

Ginebra, Suiza (27 de junio).- A través de una carta enviada por cinco relatorías especiales de las Naciones Unidas al gobierno de Dina Boluarte, realizan el pedido internacional de brindar garantías para la protección de Olivia Bisa Tirko, Presidenta de la Nación Chapra y miembro del Directorio de nuestra Alianza, quien desde finales del 2023, viene atravesando persecución y graves amenazas contra su vida y familia por desempeñar la labor de defensora del territorio y los derechos de su Nación indígena.

El mandato, firmado por el Relator Especial sobre el derecho humano a un medio ambiente limpio, sano y sostenible; la Relatora Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión; el Relator Especial sobre los derechos de los Pueblos Indígenas y la Relatora Especial sobre la violencia contra las mujeres y las niñas, sus causas y consecuencias, recopila los antecedentes de vulneración a la seguridad de la Presidente Chapra, enumerando al menos cinco denuncias formales de los actos de intimidación recibidos directamente e incluso en contra de sus familiares y menores hijos.

Asimismo, los relatores hacen hincapié en no ser la primera vez que dirigen comunicaciones al gobierno peruano, pues se han enviado al menos 10 cartas previas entre el 2020 y 2023 demandando garantías para otros defensores indígenas. Lamentablemente, pese a los esfuerzos internacionales, el número de defensores victimizados y asesinados no ha parado, llegando a superar la decena y media de defensores asesinados en el mismo lapso de tiempo de envío de las cartas. 

Por otro lado, un defensor más ha sido declarado desaparecido en esta última semana de junio. Se trata de Mariano Escama Felciano, líder kakataibo perteneciente a la Federación nativa de Comunidades del Kakataibo (FENACOKA), quien el viernes 21 de junio fue visto por última vez en Aguaytía, Ucayali. La Federación hizo público un pronunciamiento pidiendo investigación de parte de la policía y ministerios, señalando que vienen recibiendo amenazas hace más de 4 años. Su desaparición ocurre en un contexto de asedio contra la nación Kakataivo a causa de las invasiones a sus territorios por actividades ilegales y mafias vinculadas al narcotráfico, tala ilegal de madera, cultivos ilícitos de hoja de coca, etc lo cual vienen denunciando y solicitando acciones al Estado peruano sin que éste concrete ninguna medida de erradicación en el territorio.

El pedido de los relatores de las Naciones Unidas es urgente y claro: “Adoptar medidas proactivas y eficaces para reconocer, apoyar y proteger la vida, la integridad y la labor de las defensoras indígenas de los derechos humanos y velar por que lleven a cabo sus actividades en condiciones de seguridad y en un entorno propicio e inclusivo, ofreciendo una firme protección a aquellas que corran riesgo de sufrir violencia e investigando los actos de violencia que se cometan en su contra. Es urgente que el actual gobierno peruano tome medidas concretas para resguardar la vida de los defensores, frene la muerte de más líderes amazónicos y de acceso a la justicia a sus familias.

Mientras la presidenta de la Nación Chapra y su familia continúan recibiendo actos de intimidación, las diligencias ministeriales del mecanismos de defensores aún avizora un procedimiento que podría tomar varios meses más sólo para incorporar su nombre en el Registro sobre situaciones de riesgo de personas defensoras de derechos humanos de manera formal. Esta demora es parte de las solicitudes que se extienden en el documento, junto a otras solicitudes más, como el reconocimiento de los estatutos de la Nación Chapra por parte del Estado peruano, cuyas respuestas tendrán que ser remitidas por el actual gobierno a las relatorías especiales de derechos humanos. Para leer a detalle y revisar el documento, puedes visitar: https://cuencasagradas.org/wp-content/uploads/2024/06/AL-PER-2.2024.pdf